07 mayo 2015

Preparar Gesso Casero


Preparar Gesso Casero
Así que yo lo definiría de esta manera:
Gesso
Mezcla de productos en forma de pasta que sirve para imprimar, es decir, para preparar una superficie para que la capa de acabado de pintura, esmalte, barniz, etc. quede bien adherida, presente mejor aspecto y sea más duradera.

Aplicar gesso… o no

El gesso facilita el acabado en muchos aspectos, pero en algunos trabajos te puede interesar la textura o el color del material con el que has construido un objeto y no querrás esconderla bajo capas de gesso.
Aplica gesso, por ejemplo:
  • Cuando tengas un objeto muy grande, para no gastar tanta pintura, esmalte o barniz, ya que también actúa de sellador o tapaporos.
  • Cuando quieras una superficie muy fina, aplica varias capas, deja secar y lija cada una de las capas hasta conseguir la textura que desees.
Aun así, si en el primer caso quieres mantener la textura, puedes sellar la superficie con cola blanca diluida mitad y mitad con agua. En el segundo caso, si el objeto es pequeño, puedes cubrirlo con una capa de pasta para modelar que endurece al aire, aunque tu objeto dejará de tener el aspecto “hecho de papel”.

Aquí tienes mi receta

El gesso que yo utilizo es una mezcla a partes iguales de masilla y cola blanca, todo bien mezclada y listo. Da una pasta  con la consistencia de una crema espesa pero que se puede aplicar con pincel. Si necesitas un gesso más líquido se puede diluir con un poco de agua.

Materiales y dónde comprarlos

  • Cola blanca. Puedes comprarla en droguerías y tiendas especializadas en bricolaje, de cualquier marca, pero mejor que no sea rápida. Puede ser de tipo escolar.
  • Masilla de tapar grietas o de pintor. Puedes comprarla en droguerías y tiendas especializadas en bricolaje.
  • Agua. Si necesitas una gesso más líquido.

Herramientas y para qué las usarás

  • Báscula de cocina, para pesar los ingredientes.
  • Recipiente, para mezclar los ingredientes.
  • Varilla o palillo largo, para remover la mezcla.

Elaboración

Paso 1. Reúne Materiales y herramientas y haz la mezcla.
Reúne todo el material y herramientas necesarios. Tienes la lista arriba.
Tapa el recipiente. Pesa una parte de la masilla y pon el mismo peso de la cola blanca. Remueve bien hasta que quede todo mezclado y homogéneo.
Publicar un comentario